Artículos > Blog

SOCIAL MEDIA REVOLUTION 2011

La gente de Socialnomics (www.socialnomics.net) ha colgado por fin su video de la Social Media Revolution actualizado con los datos del 2011. 

Es evidente que había que hacerlo, como también lo es que el semestre que viene este video y los datos que contiene estarán igual de obsoletos que los que vinieron antes.
Aquí está el enlace: http://youtu.be/3SuNx0UrnEo
Los Social Media son un fenómeno que no deja de avanzar. No te permiten relajarte y acomodarte. Cada día hay avances. Cada día hay novedades. Quién trabaja con Social Media no puede permitirse el lujo de acomodarse en una posición, en un método y seguir siempre las mismas directrices de trabajo. Quien trabaja con Social Media debe estar en constante evolución. Innovando. Investigando y, sobretodo, midiendo resultados. Pero, por encima de todo, escuchando. La clave del Social Media es que tienes la posibilidad de interactuar directa o indirectamente con el usuario. Eso es algo que hace 10 años lo mencionabas y las marcas se reían de ti. Se crea un tipo de comunicación bidireccional que hay que aprovechar. Tenemos la posibilidad de saber exactamente a quién nos dirigimos. Qué, cómo y por qué le gusta a ese o a ese otro usuario. Tenemos una posibilidad de segmentación con la que años atrás hubiésemos soñado. Por eso tenemos que adecuar el mensaje al medio. El lenguaje que utilicemos será clave. En Social Media se dice que además de utilizar las tres C's (colaborar compartir y conversar, principios de la red 2.0) hay que utilizar las tres D's, esto es, tener claro que los Social Media implican un Deber con tu comunidad, a quién debes Divertir sin perder nunca la Dignidad.
Existe una realidad pues, a la hora de trabajar con los Social Media que no se puede obviar. Para hacer bien tu trabajo tienes que saber escuchar. Tienes que conocer qué se dice de ti. Tienes que saber cómo se dice. Tienes que saber dónde se dice. Y sobre todo tienes que saber por qué se dice. La gente tiene mucho poder en la red y han pasado a tener un papel no sólo activo ante las marcas, sino también crítico.
Por eso tenemos que cuidar pequeños detalles que seguramente antes no les prestásemos atención. 
Un ejemplo muy ilustrativo es pensar que ahora mismo hay que plantearse cuidar a los usuarios, por ejemplo, de Twitter, con miles de followers  como si fueran personas importantes con un gran poder de influencia. Se han convertido en auténticos prescriptores o verdugos de muchas marcas con sus opiniones. La gente crea vínculos en las redes y esas opiniones que llegan a través de esos canales cuajan en las cabezas de los usuarios. Un ejemplo un tanto exagerado aunque ilustrativo sería si yo pertenezco al club vip de la empresa "x", tengo la tarjeta pertinente que me acredita como tal, tengo 15000 followers en twitter y me tratan peor que al tipo de mi lado que también pertenece a ese club pero tiene la tarjeta oro pero no tiene una cuenta en twitter, ni ninguna red social. A él se le da un trato de preferencia en detrimento mío, por el color de su tarjeta, debido a los hábitos y costumbres del siglo XX que obviamente no incluían a los SM como generadores de opinión. Probablemente no saben que yo tengo la capacidad de minar esa empresa. Desde lo más profundo. Así que por la cuenta que les trae mejor tenerme contento.
Los Social Media están jugando un papel muy importante en las estrategias de las empresas. Ya no se trata solamente de la red social de moda donde hablas con tus amigos y cuelgas fotos. Ahora mismo estamos hablando de potentes herramientas de desarrollo de marca, potentes herramientas de comunicación, y sobretodo de una parte fundamental dentro de un plan de marketing online. Algo que a 15 de junio de 2011 resulta imprescindible para cualquier empresa.
Trabajar con Social Media no es fácil. No es crear un perfil de Facebook. De hecho resulta algo delicado. Un error le puede costar muy caro a la imagen de tu empresa. Hay que tener un discurso. Un plan. No vale decir cosas vacías de contenido que no van a ningún sitio. Tienes que aportar valor a tu audiencia. Uno de los errores típicos es hablar por hablar. Generar contenido de relleno.
En esta como en cualquier otra disciplina es importante probar y equivocarse para poder aprender y avanzar, pero como dijeron este fin de semana pasado en el III Congreso de Social Media Marketing de Barcelona, lo mejor es probar e intentar fallar poco, rápido y barato. El medio en el que estamos trabajando se mueve demasiado rápido como para poder permitirnos según qué cosas. Hay que correr para no perder el tren. Hay que arriesgar, improvisar, y sobretodo, ser ágiles. Hay que saber moverse rápido.
Poco a poco los Social Media se están empezando a tomar en serio. Pero cuanto más tardemos en adaptarnos y en incorporarlos a nuestras estrategias, más habrá que correr para llegar a subir a ese tren. Y en esta disciplina no hay excepciones a la hora de planificar. Tienes que tenerlo todo planificado. Cada mensaje. Cada acción. 
En definitiva, para hacer un buen trabajo en SM hay que tener una estrategia y una planificación detrás. Para ello tenemos que habernos subido al tren previamente. Para ello tiene que haber una creencia y un discurso que respalde todas y cada una de las acciones que se desarrollarán a lo largo de esa estrategia.
Os invito a la reflexión tras este vídeo, y obviamente a que comentéis todo lo que queráis.

Pablo Filomeno
Director de Marketing y Estrategia Digital
@filomenopablo
15 de junio de 2011

SOCIAL MEDIA REVOLUTION 2011

Añadir comentario

« atrás